En un video publicado el miércoles, el presidente Donald Trump, afirmó que en Los Ángeles hubo fraude electoral, pero no hay pruebas de ello y los datos de la oficina electoral del condado de Los Ángeles revelan que Trump perdió de forma abrumadora.

Los datos electorales del condado revelaron que Trump perdió la elección por más del 44 % de los votos y los cuatro contendientes restantes ni siquiera logró un punto porcentual cada uno.

El presidente tuiteó un video desacreditado hace tiempo que muestra a los trabajadores electorales recolectando votos de un buzón el 4 de noviembre, el día después del cierre de las urnas, lo que según él es evidencia de fraude.

Sin embargo, el presidente olvida que la ley estatal permite que los votos por correo emitidos el día de las elecciones se pueden recopilar y contar hasta el 20 de noviembre.

Read More